Productos de adelgazamiento centrífugo

I productos centrifugados para adelgazar frutas y verduras son un método excelente y sabroso no sólo para lograr y mantener la forma de su peso, sino también para eliminar las toxinas de su cuerpo y para detener los radicales libres, los productos de desecho que causan el envejecimiento celular. Su preparación es sencilla, basta con utilizar una simple batidora o una batidora, aunque hoy en día en el mercado existen algunos aparatos específicamente diseñados para la preparación de centrifugados, llamados extractores, que permiten mantener inalteradas todas las propiedades nutricionales de las frutas y hortalizas utilizadas.

La fruta y verdura centrifugada también puede consumirse todos los días, quizás variando los ingredientes para asimilar todos los nutrientes necesarios para una dieta sana y equilibrada. El consejo de los nutricionistas es prepararlas con frutas y verduras de temporada y tomarlas al menos una vez a la semana para reequilibrar y asegurar el buen funcionamiento del cuerpo.

Desintoxicación centrífuga para adelgazar

El término desintoxicación es utilizado por los nutricionistas para describir un alimento desintoxicante que apoya el funcionamiento adecuado del hígado. Este órgano es de hecho responsable de la eliminación de toxinas y sustancias de desecho, regula el azúcar y el colesterol en la sangre y mantiene el metabolismo correcto. Por lo tanto, una centrífuga desintoxicante ayuda a mantener el hígado sano y, por lo tanto, a purificarlo. Las vitaminas y los minerales de las frutas son fundamentales, por lo que los centrifugados desintoxicantes parten de la utilización de determinados tipos de frutas que se consideran beneficiosas. Una excelente y deliciosa fruta centrifugada se puede preparar introduciendo en la licuadora (o en el extractor) una manzana, un cuenco de 250 gramos de fresas, 2 melocotones pequeños (y sin hueso) y una ramita de menta. La manzana, gracias a su alto contenido en pectina, favorece el buen funcionamiento del aparato digestivo, mientras que las fresas y los melocotones son ricos en antioxidantes y potasio. Si quieres probar una versión de adelgazamiento y desintoxicación centrifugada con verduras puedes usar una remolacha roja, tres zanahorias y una rodaja de jengibre, rica en vitamina A y C y valiosos antioxidantes.

Centrífuga de kiwi

Otro centrifugado adelgazante realmente eficaz es el preparado con kiwis, frutas verdes y agrias que son una verdadera mina de vitaminas C y E, esta última particularmente útil para mantener la vitalidad y elasticidad de la piel. Combinado con una manzana y una rodaja de jengibre, aumenta sus propiedades desintoxicantes y adelgazantes, ya que estos ingredientes, cuando se mezclan, son considerados como quemadores de grasa muy útiles. El mejor momento para consumir este centrifugado es a primera hora de la mañana, para un desayuno que se convierte en una práctica de belleza diaria.

Piña para adelgazar

Es un hecho conocido por todos los interesados en una alimentación sana que la piña es una fruta que ayuda a acelerar el metabolismo y la digestión. La piña es un excelente quemador de grasa, ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol en la sangre y a drenar los líquidos. Esto significa que es un valioso apoyo para combatir la odiada retención de agua y la celulitis. Todas estas propiedades lo convierten en un excelente ingrediente para el adelgazamiento centrifugado. Simplemente inserte dos rebanadas de piña, un hinojo pequeño y un tallo de apio en la licuadora. Esta mezcla, además de ser muy refrescante y perfecta para la temporada de verano, ayudará a drenar los líquidos y a digerir. El hinojo también ayuda a eliminar la hinchazón abdominal y el apio para desintoxicar. Si el apio tiene un sabor desagradable o demasiado fuerte, puede ser reemplazado por una rebanada de jengibre fresco.

Quemador de grasa con jengibre y limón

El limón es uno de los ingredientes más utilizados en los batidos y centrifugadoras de frutas y verduras por sus muchas propiedades beneficiosas. Por ejemplo, es uno de los elementos del famoso zumo ACE (una mezcla de zumo de naranja, zanahoria y vitamina E contenida en el amarillo cítrico), pero también se puede combinar con manzanas para mejorar sus propiedades digestivas y desintoxicantes. Para un efecto fuerte de quema de grasa, el limón puede ser combinado en un centrifugado con pomelo y una pizca de jengibre. Las cantidades recomendadas son el zumo de dos limones y una toronja, al que se le debe añadir una rodaja de jengibre o un puñado de jengibre en polvo. La combinación de limón y jengibre es perfecta para purificar, drenar y obtener un vientre plano. Para eliminar parte de la acidez de los cítricos, puede añadir una verdura, como una hoja de col negra, al zumo de limón y jengibre en lugar de a la toronja.

Centrífuga de verano

La sandía es una de las frutas más ricas en agua: contiene más del 95% en total. Considerado el fruto del verano por excelencia por su poder saciante de la sed, ayudará a estimular la diuresis, drenando y liberando el cuerpo del exceso de líquidos. Además de ser muy refrescante, también ayuda a llenarse de vitamina C. Se puede obtener una excelente sandía centrifugada de adelgazamiento con dos rodajas de la fruta de verano, cuatro o cinco fresas y el zumo de un limón. Para un centrifugado de gran cuerpo, puede sustituir una manzana por fresas. Por supuesto, el jengibre es siempre bienvenido si quieres darle un toque picante a la mezcla de frutas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *